domingo, 5 de agosto de 2012

La huerta y sus misterios.

Hoy nos dimos tiempo de trabajar en la huerta. Necesitaba desesperadamente que la desyerbáramos y había que abonar y trasplantar.
Nos enfrentábamos a una tarea difícil.


Mamá hizo casi todo el trabajo sola, aunque de repente los niños se asomaron a curiosear. En la segunda foto se puede ver el resultado: la huerta desyerbada y con una aplicación de tabaco en polvo. Además pusimos viruta de madera al frente, para frenar un poco el nuevo crecimiento de yerba.


El "misterio que se desveló fue que... ¡parece que tenemos papas!
Habrá que ver si la que arrancamos por error sobrevive al transplante forzado.  Por lo pronto, si falla, aún tenemos tres plantas más que no tocamos.  Tal vez más adelante las transplantemos todas a un buen macetón, para dejar que las papitas crezcan y se multipliquen.

Por lo pronto, el trabajo de desyerbe, abono y redecoración tendrá que seguir toda la semana. A ver si para el viernes tenemos nuevas fotos con más avances
¡Bonito inicio de semana para todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tus comentarios!
Por favor, cuida tu ortografía y asegúrate de no dejarte llevar por lo acalorado de una discusión... son bienvenidas todas las aportaciones, siempre y cuando no atenten contra la libertad de los demás.